Cadena de Valor Digital y Estrategia Comercial

Improvisar de forma inteligente 
En la era pre-digital, la comunicación de las marcas era unidireccional y el branding y marketing eran elementos claves para generar confianza con los consumidores o clientes. En los último años, producto de la digitalización, el comportamiento del consumidor se ha ido modificando, y por ende la forma de comercialización.

Actualmente, el consumidor B2B y B2C elige comprar a través de la pantalla, busca productos y servicios a través de medios digitales que son inteligentes y bidireccionales. Los medios tienen funcionalidades ilimitadas prácticamente y por esa razón son más que canales de comunicación, son canales de venta. Si bien el branding sigue siendo un factor importante, la reputación online y las referencias de otros consumidores es lo que genera confianza en el cliente.

Es fundamental centrar todas las estrategias en el consumidor. Desde la comunicación, la propuesta de valor llegando hasta la comercialización. El cliente está en el centro y tiene poder, ya no es más una relación unidireccional en la que sólo la empresa es la que comunica.

Con la llegada de la era digital, se produce una disrupción comercial entre la cadena de valor tradicional y la cadena de valor digital. En algunos casos, el distribuidor y el minorista pasan a ser indiferentes, debido a que los canales digitales permiten una relación directa entre el fabricante y el consumidor final.

En un webinar de dos encuentros organizado junto a Onmarc, conversamos sobre cómo improvisar de manera inteligente en este contexto que nos obliga a repensar toda nuestra cadena de valor en la era digital. Analizamos casos reales de empresas de diversos rubros B2B y B2C. No te lo pierdas!